Compartir: 

Soy enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza y llevo ahí toda mi vida laboral. Y es ahora cuando ves más y te das cuenta de que la técnica que utilizas quizás no es tan importante como el cariño o la atención que prestas al paciente. Que esa persona que llega a urgencias se sienta acompañada, sienta que vas a estar ahí desde el momento que entra hasta el momento que sale. Esto también es extensible a la atención a sus familiares, que a veces son quienes más lo sufren. 


Opinión de Elisa Hernandez, enfermera Hospital General de la Defensa

22-03-2021


Valoración: (5)